carbones para las brasas perfectas

7 consejos de cómo preparar las brasas de una barbacoa

Seguro que más de una vez te preguntaste, ¿cómo preparar las brasas de una barbacoa para aprovecharla al máximo?

Por eso, hoy os traemos los mejores consejos de cómo preparar las brasas de una barbacoa. Las brasas son el origen y la base de nuestras parrillas por lo que es fundamental prestarles atención desde mucho antes de comenzar la parrilla.

1- Paciencia, mucha paciencia

Esto no es algo que se pueda hacer en un momento como encender la luz. Calcula unos 40 minutos para conseguir unas buenas brasas antes de cocinar la carne. Y recuerda: la carne, a fuego lento y sin prisas

2- ¿Brasas de Leña o Carbón?

El poder calorífico de la leña es distinto al del carbón, su duración y su sabor. En Argentina la leña de quebracho o algarrobo son nuestras favoritas. Las parrillas de ramas o sarmientos son las más ricas pero necesitan una constante alimentación. El carbón es lo más seguro, ya que las brasas duran mucho y mantienen una potencia constante.

3- Espera que las brasas estén en su punto

Deja que ardan por completo. Nuestra recomendación: ve a tomarte el primer trago con los amigos. Las brasas estarán listas cuando tienen un color gris o blanquecino, no cuando están en color rojo vivo.

4- Olvídate del alcohol y otros atajos

No hablamos de las cervezas sino de los aceleradores. Evita atajos como alcohol, cera, parafina o cualquier otro tipo de combustibles, para acelerar las llamas. Su sabor se transmite a la carne y perderás puntos como maestro parrillero

5- No olvides igualar las brasas

Sobre todo cuando sigas alimentando la parrilla, procura que las brasas más potentes estén repartidas para que no tengas unas carnes asándose a un ritmo distinto que otras

6- La sal en las brasas

Si se prenden llamas con las gotas de grasa que goteen de la carne o los chorizos, puedes apagarlas rociando la base con un spray con muy poca agua, o lanzando un poco de sal gorda.

7- Mejor lejos y lentamente

Las parrillas argentinas suelen tener la altura regulable. En cualquier caso no pongas la parrilla muy cerca de las brasas. Es mejor cocinar lentamente las diferentes piezas de carne y que se asen poco a poco. Si no lo haces así, la carne se quemará por fuera demasiado rápido y sin embargo, no estará cocinada en el centro.

¿Tienes algún otro consejo sobre las brasas que se nos haya olvidado? Si tu lo haces distinto cuéntamelo en los comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. 8 trucos imprescindibles para ser el maestro de las parrillas | Brasas y Sabores - […] del tipo de brasas que elijas la carne quedará más o menos sabrosa o incluso podrías arruinarla. Aquí os…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Ir al contenido