Charles Darwin, los gauchos y el ritual del asado argentino

pampa argentina en brasasysabores.com

Charles Darwin, los gauchos y el ritual del asado argentino

Ya sabes que el asado es la seña de identidad de los argentinos, a la altura del dulce de leche o el tango. También sabes que la carne argentina es la mejor del mundo por diversas razones. Pero lo que puede que no sepas es que Charles Darwin, es famoso científico y padre de la teoría de la evolución, fue un gran enamorado de Argentina, de la Pampa y del asado argentino.

Charles Darwin y la Pampa

Charles Darwin visitó Argentina en 1832 y pasó un tiempo con los gauchos de la zona. Tan encantado quedó que escribió en una carta a su hermana que se había convertido en uno de ellos. Había comenzado a tomar mate como los gauchos, a fumar cigarros con ellos y a dormir al raso como hacían ellos. Se enamoró del estilo de vida a caballo de los gauchos y lo describió como el más sano que hay. Y no es de extrañar; cualquiera que participa en el ritual del asado argentino queda prendado por su sabor y los busca siempre que puede.

Los gauchos: los padres del asado argentino

Y es que no podemos hablar de asado argentino sin hablar de los gauchos. Los gauchos fueron aquellos primeros cazadores, y después criadores, de vacas en Argentina. Fueron ellos los que comenzaron a matar vacas para consumirlas, aunque en un principio solo les interesaba la lengua del animal y el tuétano de sus huesos. Pero con el paso del tiempo descubrieron el tesoro de cuatro patas que paseaba por la Pampa e inauguraron la tradición del asado argentino, que desde entonces y hasta hoy en día es todo un ritual.

Se dice que un gaucho no es nada sin su caballo, su facón y su asado, y lo mismo podemos decir de los argentinos actuales, aunque ya no se vean caballos por las calles de Buenos Aires. El ritual del asado argentino en la época de los gauchos era diferente al de hoy en día en la forma, pero no en el fondo. Aunque los gauchos asaran la carne en posición vertical y comiesen parados y hoy en día asemos en parrillas horizontales y comamos sentados, el sentido del asado es siempre el mismo. La importancia del asado argentino reside en reunir a la familia o los amigos cercanos con cualquier pretexto para pasar tiempo juntos, compartir experiencias y sentimientos y crear lazos que duran toda una vida.

El ritual del asado argentino

Cuando decimos que el asado argentino es un ritual, casi podemos afirmarlo en el sentido más literal de la palabra. El autentico y tradicional asado argentino siempre comienza por preparar la leña, nunca carbón, donde cocinaremos la carne. Mientras la leña se convierte en brasas, tomamos entrantes y empanadas. Una vez las brasas están listas, las primeras piezas que van a la parrilla son siempre las achuras, como los chorizos y las morcillas, que entretienen a los comensales mientras se cocinan las piezas más grandes. El asador toma vino mientras cocina y nunca deja de vigilar la parrilla. En la mesa nunca faltan las ensaladas y la salsa chimichurri para acompañar la deliciosa carne argentina. Y, por supuesto, si el asado argentino ha sido un éxito, debemos pedir un aplauso para el asador.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!